Se recomienda lavar todos los Textiles a mano, en agua fría y utilizando solo suavizante para ropa. Mover suavemente en el agua. Para escurrir la prenda sujetarla con las dos manos como queriendo hacer una "pelota", para que salga el agua. Nunca torcer, ni girar la prenda, para evitar deformaciones de la misma.